M y su pareja viven en un piso que l0s enamoró desde la primera vez que lo vieron. Les gustan sus dimensiones generosas, la luz, la distribución general y las vistas.

Pero tienen un problema: el salón es cuadrado y les resulta difícil amoblarlo con una distribución satisfactoria. El sofá da la espalda al ventanal+terraza, la mesa de comedor invade el salón, la tele queda en un lateral que además es el paso hacia la cocina…

M1 Mariona 2 Mariona 4

¿Qué hacer? 

En caso de tener un salón de proporciones cuadradas  -y previendo que existirán dos zonas diferenciadas de salón+comedor- sugiero trazar una diagonal y proceder a distribuir las áreas en cada uno de los triángulos resultantes.

M        Salón actual                         Trazado de diagonales

Además de lo dicho anteriormente y como parte del diagnóstico, veo que la puerta de acceso a la cocina crea un largo recorrido que interrumpe la buena distribución del salón comedor e interrumpe las vistas a la tele, por lo cual sugiero cambiarla hacia el lado opuesto, más cerca del vestíbulo de acceso a la casa.

Esto permite distribuir las zonas de diferentes maneras, tal como se ve en los dibujos siguientes:

A                                                    B

M p1                                                              

En la propuesta A puede verse que la situación del sofá mejora respecto a las vistas hacia la terraza y a la tele. Y la mesa del comedor comienza a adquirir un espacio propio.

La propuesta B permite mejorar la situación del sofá, y crear frente al mismo espacio para un gran mueble contenedor de vajilla, objetos varios, adornos y la propia tele. La mesa se “despega” del sofá pero permanece cercana al acceso a la cocina.

C                                            DMpropostes

                                                                                                  

El la propuesta C  (la más radical de las cuatro) desaparece la mesa como tal y se convierte en una barra que separa la cocina del salón.  El sofá, por su parte, “monopoliza” positivamente el salón.

En la propuesta D, menos radical que la propuesta C, se mantiene la ventaja de disfrutar de las vistas, de una ininterrumpida visión de la tele y de la cercanía de la mesa respecto de la cocina.

Como conclusión, sólo promover las ventajas del pensar en varias soluciones –siempre más de una- que nos permitan comparar ventajas e inconvenientes. Inclusive promover lo positivo de ir un paso más allá pensando en pequeños cambios que mejoran el todo, como en este caso ha sido el traslado de la puerta de la cocina de un lateral al otro.

El hecho de haber sopesado las soluciones antes de comenzar las obras evitará molestos cambios de último momento (con los consiguientes malhumores, demoras y aumentos de presupuesto) y nos dará la tranquilidad de haber encontrado una solución que es la que realmente se adecua mejor a nuestras necesidades.

Volver a Pisos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s