Ambos, F&N necesitaban un cambio en su cocina, con una intervención e inversión mínimas, ya que el piso es alquilado.
La falta de luz, los colores desactualizados, la ausencia de un lugar donde comer, hacían difícil disfrutar de este espacio.
Así que, respetando los revestimientos de suelo y paredes existentes, decidimos darle practicidad y calidez a la par: 
– Reemplazando la encimera de silestone por una de madera natural de fresno
Laqueando los muebles en blanco
– Cambiando los tiradores de puertas y cajones por líneas más contemporáneas
– Incorporando dos downlights de luz led en el falso techo
– Pintando el gres de las paredes con pintura específica para azulejos
También generamos más espacio para cocinar, alejando el fregadero de los fuegos, mediante un sencillo enroque de módulos.
El resultado, está a la vista.
¿Magia? ¡Noooo… puzzle! ;-)