Los “insondables caminos del arquitecto” llevaron mis pasos a Sant Martí de Provençals, para ayudar a MSC a dar un cambio radical a la zona de día de su vivienda.
Con sencillos trucos pero significativos resultados logramos: 
– Aumentar el espacio de guardado en el recibidor, mediante un gran armario que a la vez sirve como superficie de apoyo
– Dar protagonismo al relieve de la pared de piedra preexistente iluminándola con luz rasante LED
– Generar más m2 en la zona sofá/TV invirtiendo la ubicación de salón y comedor
– Revitalizar la terraza disponiendo de dos zonas diferenciadas: mesa/”chill-out”
– Optimizar el área de trabajo/guardado en el escritorio, instalando mobiliario “pret a porter” de IKEA ¿El resultado? ¡Está a la vista!
Reemplazando luces puntuales por regletas LED, la pared de piedra recibe una luz rasante que realza su relieve. El mueble blanco brillante suma luminosidad (y mucho espacio de guardado!) a todo el conjunto
El enroque entre salón y comedor permite descomprimir la zona del sofá, sumándole m2 para reuniones familiares/sociales
La instalación de módulos de pared a pared en el escritorio (modelo METOD de IKEA) permite aprovechar al máximo la superficie disponible para trabajar y/o guardar material de archivo
Revistiendo suelo, pintando paredes en color cálido y disponiendo mobiliario “apto exterior” la terraza se convirtió en un espacio muy apetecible para relajarse. Incluso incorporamos al conjunto una mantita para poder disfrutar del chill out aún en invierno