Hoy nos consulta MV, desde Gavà: 
“La cocina de la vivienda que he comprado necesita ser renovada. He contactado con una empresa de la zona, cuya propuesta te envío para que puedas decirme si vamos bien encaminados o bien habría que hacer alguna modificación. El acabado previsto es laqueado en blanco.”
Estas son mis sugerencias:
– Entre fregadero y placa de cocción se necesitarían dejar al menos 100 cm (es el espacio que más utilizarás de toda la cocina y el que está proyectado terminará resultándote pequeño).
– Los cajones deberían tener un ancho máximo de 80 cm ya que sostienen mucho peso (vasos, cubiertos, cacerolas, etc). Si son más grandes no sólo se dificulta extraerlos sino que cuando quieren trabajar varias personas a la par acaban teniendo que pedir permiso a quien tengan a su lado para abrir el cajón.
– Los muebles a los lados de la campana podrían tener el frontal de vidrio, para aligerar el peso visual. No tienen porqué ser simétricos, pero si guardar una proporción entre uno y otro y respecto al eje que marca la campana
– Ojo con el acabado laqueado habiendo niños en casa: si salta, es difícil de disimular/reparar