Los “Insondables Caminos de Sherlock Homes” llevaron mis pasos hacia el Ensanche de Barcelona, a un piso antiguo y señorial que necesita una renovación imprescindible.
¿Lo más urgente? Resolver la cocina, que es pequeña y estrecha. Sus propietarios, una joven pareja, echan de menos la proximidad de una mesa/barra/isla donde poder desplegar comida y sobremesas compartidas.
En este caso la solución consiste en desplazar la cocina hacia una habitación contigua (actualmente el estudio) integrándola con el resto del comedor. 
Por otra parte, el espacio que deja libre la antigua cocina se suma al salón, beneficiado por una mayor amplitud, iluminación y vinculación con la galería.
En las demás habitaciones, algunos sencillos gestos de color, luz y mobiliario permitirán “preparar el nido” para ese nuevo integrante que -cuando intuya la casa que le espera- no tardará en llegar ;-)
El recibidor actual es un compendio de diversos muebles llegados en oleadas sucesivas. La solución: incorporar un armario integrado que oculta la ropa y a la vez sirve para sentarse. El complemento es un mueble rústico y un espejo de estilo industrial que decoran manteniendo la practicidad.
La cocina se desplaza hacia una habitación adyacente (actualmente utilizada como estudio) y se incorpora al comedor sin separación alguna. La falta de iluminación natural se compensa iluminando las ventanas con un sistema LED que semeja la luz solar e incluso puede programarse con un temporizador
Desplazando el lavadero hacia el lavabo, se gana un espacio aireado y luminoso para el relax y la lectura. Y se recupera el uso de la galería como expansión natural del comedor
El salón gana amplitud con la incorporación de la cocina (eliminando la pared que los separa) y también personalidad mediante la incorporación de la textura de ladrillos original, oculta bajo sucesivas capas de pintura y revoque
La habitación del futuro/a integrante de la casa, equipada con mobiliario ligero, sencillo y relajante
La habitación de trastos se reconvierte en habitación de invitados y estudio. La falta de iluminación natural se compensa iluminando las ventanas con un sistema LED que semeja la luz solar e incluso puede programarse con un temporizador
Se reemplaza el bidet por una columna lavadora/secadora y el wc normal por un modelo suspendido, que permite limpiar con mayor facilidad la superficie del suelo